Hola a todos!

¿Cómo va la semana? ¿Adaptándoos a septiembre?

¿Qué tal si haces la vuelta a la realidad más llevadera llenando tu congelador de opciones deliciosas pero saludables? Un caprichito dulce nutritivo para afrontar los últimos días de calor.

Os dejo algunas ideas muy muy sencillas por aquí:

HELADOS SALUDABLES, 

 

El calor todavía aprieta y los helados fresquitos apetecen más que nunca.

Tenemos que comprender que el consumo esporádico aislado de un helado con sus azúcares, alto contenido en grasa (seguramente poco recomendable) y probablemente altamente energético, no supone un problema si es, como digo, algo puntual.

Por ello, si eres de los que varios días te apetece una merienda o postre refrescante y dulce, puedes hacer tus propios helados, para, no solo evitar los no tan ‘’saludables’’ sino también para aprovechar el momento para nutrirte con ingredientes de calidad, y aportar un extra de vitaminas a tu día con las vitaminas de estas preparaciones. 

Solo necesitarás fruta, ganas de innovar mezclando según tu apetencia y moldes de helado. (Yo suelo utilizar los de Lékué) 

  • Si eres de los que prefieren helados de textura más cremosa, escoge frutas como el mango o un plátano maduro. El aguacate también queda bastante cremoso.
  • Si por el contrario te gustan aquellos tipo polo, cualquier otra fruta es una muy buena alternativa.

Helados cremosos:

  1. El más fácil: Machacar un plátano maduro con el tenedor. Congelar. Puedes añadirle trocitos de nuez,  o cualquier fruto seco. Además de canela… o de chocolate negro en polvo o en trocitos.
  2. Con el mango maduro puedes hacer lo mismo, machacar y a congelar! Puedes tomarlo solo, con coco rallado, o chocolate negro. Prueba y me cuentas!
  3. Otras ideas:
    • Plátano maduro (usar medio o uno pequeño por helado) con 2 cucharadas de queso fresco batido desnatado y nueces picadas. Congelar. Añadir trocitos de chocolate negro o cacao en polvo opcional.
    • Medio aguacate con un chorrito de leche de coco/ almendras y trocitos de nuez. Añadir chocolate negro o cacao en polvo opcional.
    • Plátano pequeño maduro con canela y leche de coco (si quieres que quede más untuoso, añade poca leche)
    • Medio plátano y fresas. Mezclar con queso fresco batido desnatado.

Psss:

Las claras de huevo montadas (si las usas que estén PASTEURIZADAS) aportan un extra de cremosidad y textura si quieres adicionarlas a la batidora antes de congelar.

Para un extra de energía, nutrientes y sabor, pruébalos con crema de frutos secos en su interior. Para ello, rellena medio molde con tu mezcla favorita, añade la crema de frutos secos y/o una onza de chocolate negro, y vuelve a rellenar el molde del todo con el resto de la mezcla preparada previamente. 

Helados tipo polo:

  • Batir fruta, con bebida vegetal (Soja, leche de coco, de almendras, otras) // leche fresca o yogurt con queso fresco batido (3- 4 cucharadas). Congelar.
  • Si los quieres únicamente a base de fruta, batirla asegurando incluir alguna fruta más rica en agua (como la sandía). Una receta exquisita es batir sandía, una pizca de zumo de limón, y hojas picadas de hierbabuena/menta.

¡Anímate a probarlos!

Te recomiendo que hagas varios diferentes y los reserves en tu congelador. Como siempre promuevo, y os he comentado antes,  la anticipación es clave a la hora de lograr nuestros objetivos de salud; por lo que si de repente tienes un antojo dulce, contar con alternativas saludables esperándote, facilitarán la buena toma de decisiones.

Una vez los saques del congelador siempre puedes recubrirlos de chocolate derretido (>85%) con una cucharada de aceite de coco y recubrirlo con picada de frutos secos. La versión rica en vitaminas y sin los añadidos reguleros del típico ”almendrado” nunca había sido tan fácil de hacer.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *